RESPETO A LA CIUDADANÍA DE ULTRAMAR

Por dos décadas he estudiado las distintas comunidades dominicanas residentes en el exterior, conocidas como, dominicanos ausentes, diásporas, colonias, o simplemente ciudadanos de ultramar.

En 48 años de éxodo a partir de 1965 hoy superan dos millones de personas, y generan en conjunto, un PIB de 60 mil millones de dólares, mientras la República, apenas alcanzó 57 mil millones de dólares en 2012.

Si existe un grupo a recibir trato especial basado en estudios psico sociológicos, antropológicos, financieros y políticos, es precisamente éste, y pienso que debe hacerse siempre y sin vacilaciones.

Por esta razón, presento estas ideas, ante la suspensión de las oficinas de ultramar por la JCE donde obviamente no se están midiendo las consecuencias de los actos. Veámos lo siguiente:

a) Los dominicanos/as de ultramar inyectan sobre 4 mil millones de dólares al PIB sin que el gobierno les preste servicio básico alguno.

b) Aún estando ausentes los ultramarinos dinamizan la creación de empleos, mediante la industria de la construcción, el consumo, el ahorro y las inversiones empresariales.

c) Las oficinas de la JCE en el exterior prestan un servicio que constituye una obligación del Estado, su negación constituye una violación de derechos actualmente penada por la constitución dominicana y el derecho internacional.

d) La sociedad dominicana es la principal beneficiaria del fortalecimiento de los vínculos con este sector poblacional económicamente vigoroso, que solo busca calor familiar y patriótico desde la lejanía.

e) El costo de 200 o 300 millones de pesos anuales, incluso de mil millones si fuere el caso, resulta insignificante ante los aportes impresionantes de los ultramarinos al país.

f) Esta actitud ofensiva y displicente de un órgano del Estado tan vital como la JCE frente a las diásporas de ultramar podría ir debilitando seriamente el monto de los generosos envíos al país.

g) El argumento de carencia de recursos es insostenible porque el presupuesto de la JCE es el mas elevado de la historia, no obstante, lamentablemente hay sospechas de falta de transparencia financiera en la entidad.

h) Nadie desea pensar que se trate de una especie de retaliación de la cúpula peledeista de la JCE, ante las derrotas de su partido el 20/5/12 en el exterior.

i) Existe la tesis de una reacción ante el “supuesto mal trato” del gobierno, después de los servicios “especiales” prestados, para el triunfo del presidente Danilo Medina Sánchez.

j) Los ultramarinos están compelidos a reclamar la reposición de este derecho básico, porque se sabe muy bien que: ¡Quien no reclama sus derechos está condenado a perderlos!

La situación un tanto misteriosa en el actual “enfado del presidente de la JCE” bautizada por los medios como desavenencias entre peledeistas son preocupantes y hasta peligrosas.

Finalmente, estos conflictos son esporádicos en el gobierno del PLD, pero si ocurren, despiden una impresionante violencia que en este caso no debe afectar al sector con más méritos en el llamado crecimiento económico nacional.
20/1/13

Posted in Uncategorized

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Artículos Por Mes
December 2019
M T W T F S S
« Aug    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  
Articulos pasados