DECLARACIONES DE LA BARRICK GOLD, 13 de septiembre 2012

Ciudadano Abel Martínez
Presidente de la Cámara de Diputados de la República
Palacio del Congreso Nacional
Asunto:  Declaraciones de la Barrick Gold,  13 de septiembre 2012

Ciudadano Presidente:

En mi doble condición de entendido en asuntos minero- energéticos y de ex legislador, permítame participar en sus ricos debates, en relación a un tema en estudio de la Comisión Permanente de Energía, sometido al hemiciclo por el Diputado Nacional, compañero Carlos Gabriel García, consistente en una propuesta de revisión al Contrato Especial de Arrendamiento de Derechos Mineros y su Enmienda, entre el Estado Dominicano y la Barrick Gold.

Esta empresa actuó con abierta prepotencia en su declaración del 13 de septiembre del presente año, rechazando el indicado proceso de revisión en marcha, en la Camara de Diputados de la República. 

Resulta inaceptable que se intente manipular  las situaciones financieras  derivadas del Contrato-Enmienda, firmado por el expresidente Leonel Fernández en el 2006, mediante el cual se  permite la explotación de los minerales  de Pueblo Viejo.

La Barrick se presenta simulando un elevado altruismo, “concediéndole” al Estado Dominicano una supuesta participación, al asegurar: “de esa manera, le será otorgada al Estado Dominicano una participación promedio del 50% en los flujos netos de efectivo”.

Todo es falso,  porque solo la Barrick  determina los niveles de inversiones, los costos operativos, los precios de compra y venta, la politica financiera y la contratación de personal; el Estado no tiene control alguno sobre los flujos de efectivos. Además, en este caso FLUJO NETO significa lo que quede despues de descontar, costos operativos,  recuperación de las inversiones y todo lo requerido para lograr el 10% de tasa interna de retorno, quedando apenas sumas irrizorias para aplicar el 50%, en otras palabras, se burlan del país.

La Barrick Gold falta el respeto a la Cámara de Diputados de la República, al poner en dudas  la capacidad  de  comprensión de su Comisión Permanente de Energía, por eso expresa lo siguiente:  “han dejado al descubierto su incomprensión de  los aspectos fiscales del contrato”.  Es obvio, que se le fue la mano al infravalorar nuestros  legisladores, empeñados en buscar formas mas equitativas en la explotación de Pueblo Viejo.

La prepotencia es tan enorme cuando solo habla de regalías para el Estado Dominicano, cuando lo que procede es  una equitativa y proporcional participación, como dueño del recurso minero por mandato de la Constitución de la República. ¡Nunca podrán ser simples regalías a manera de limosnas!

Por otra parte, la propia Barrick declara algo totalmente inaceptable cuando dice: “ el Estado dejará  de percibir un máximo del 25% de las utilidades netas una vez recuperada la inversión y pasará a recibir un 28.75% luego de alcanzada la tasa interna de retorno del 10%”.

La anterior expresión provoca vergüenza en los ambientes internacionales modernos, aunque a la Barrick le genere alegría, porque ¿en qué lugar del mundo el Estado  garantiza a las empresas  el uso de sus riquezas para recuperar sus inversiones, y en adición, que  previamente obtengan una tasa mínima de retorno del 10%, antes de pagar  impuestos?

Es verdad que en este país  se han cometido atrocidades pero nunca un acto como éste.  Solo a Trujillo se le ocurría crear empresas con  fondos del Estado.  Lamentablemente ahora lo hace la Barrick Gold gracias al contrato aprobado por instrucciones de Leonel Fernández y Miguel Vargas Maldonado.

La Barrick Gold insulta la inteligencia de los legisladores, cuando afirma que las alzas en los precios del oro beneficiará por igual las dos partes, ya que en la actualidad el Estado solo recibe miserables “regalías”, mientras que la avara transnacional danzará con los millones propiedad de los dominicanos.

Sorprendentemente, la Barrick Gold se canta y se llora, porque dice sin rubor que explota estas minas bajo “un Contrato Especial de Arrendamiento de Derechos Mineros y su Enmienda”, a sabiendas de que esta afirmación refleja que las minas de Pueblo Viejo tienen un único dueño, legal y legítimo:  el Pueblo Dominicano.

A los  señores legisladores les corresponde revisar  este Contrato para la recuperación parcial de estas impresionantes riquezas,  en razón de que hasta los bancos mas poderosos a escala mundial, como el JP Morgan anuncian el arribo de un período de precios records para los metales preciosos,  donde el oro alcanzará pronto los 2500 dólares la onza.

El oro ha sido por cinco mil años, el refugio de los capitales nerviosos en tiempos de inestabilidad y volatilidad de las economías, tal como ocurre hoy en casi todos los bloques regionales que operan en el mundo.

Barrick Gold sabe que oculta la verdad cuando dice que las reservas auríferas en Pueblo Viejo son 22.3 millones de onzas, esto pudo ser en 2003, cuando el oro se cotizaba a 363 dólares la onza, sin embargo, en la actualidad con precios a 1770 dólares dichas reservas se han incrementado en forma impresionante.  Podemos asegurar que un recálculo de las mismas duplicará las cifras señaladas.

Nos alegra saber que en Pueblo Viejo duermen sobre 100 mil millones de dólares, pero  duele sospechar que tras su explotación solo quedarán  cráteres,  pasivos ambientales y padres de familia con miradas perdidas tras una riqueza que nunca los tomó en cuenta.

Señores diputados (as), en la revisión de este injusto contrato,  ustedes tienen la brillante oportunidad  de entrar al selecto círculo de inmortales de la historia. ¡Que Dios les ilumine!

Reciban el testimonio de nuestra admiración y respeto.

Atentamente,

 

Ramón Alburquerque

 

Posted in Uncategorized

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Artículos Por Mes
December 2019
M T W T F S S
« Aug    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  
Articulos pasados